Nuestro equipo especialista en Protección de Datos te ofrece una serie de consejos y recomendaciones sobre la ley vigente que debes considerar antes de instalar estos sistemas.

En esta época en la que tu empresa está preparando la vuelta del trabajo o pensando en adoptar medidas de seguridad contra la pandemia, la instalación de sistemas que midan la temperatura corporal de los empleados o de las personas que acceden a vuestras instalaciones puede ser una solución que te estés planteando.

Antes de la instalación de este tipo de soluciones debes tener en cuenta que la temperatura corporal es considerada como dato de salud y por tanto dato sensible. Recuerda que respecto a los datos sensibles la normativa de protección de datos es muy rigurosa respecto a su tratamiento y medidas de seguridad que se deben aplicar.

En este sentido la Agencia Española de Protección de Datos publicó el pasado 30 de abril un comunicado tratando todas estas cuestiones.

Comunicado de la AEPD sobre los sistemas de toma de temperatura

El primer punto reseñable es la consideración que hace la AEPD respecto a que debe ser el Ministerio de Sanidad quién determine la necesidad de la aplicación de estas medidas, tanto en lo relativo a su utilidad como proporcionalidad. También es el Ministerio de Sanidad quién determinará los aspectos principales de la aplicación de estás medidas, como puede ser la temperatura a partir de la cual se considera que una persona puede estar contagiada.

EL INTERÉS LEGÍTIMO ESTÁ EXCLUIDO

El organismo nos recuerda que para la legitimación del tratamiento de este tipo de datos el interés legítimo está excluido, al igual que no podrá ser con carácter general el consentimiento del interesado, ya que las consecuencias que conllevaría la negación harían que este no fuese libre. La base que legitimaría este tipo de tratamientos en un entorno laboral sería la obligación que tienen los empleadores de garantizar la seguridad y salud de los empleados en los aspectos relacionados con el trabajo, eso sí siempre que se establezcan las adecuadas garantías.

ES APLICABLE A CLIENTES O USUARIOS QUE ACCEDAN AL LOCAL

Esta base también serviría respecto a los clientes o usuarios que accedan a las instalaciones, ya que los empleados estarán presentes y la empresa mantiene sus obligaciones respecto a estos. En otros ámbitos la base podría ser la existencia del interés general en el terreno de la salud pública que deben ser protegidos, para ello debería existir un soporte normativo a través de leyes que establezcan este interés.

¿Qué sistema utilizo para tomar la temperatura de mis empleados?

Respecto a los medios utilizados para tomar la temperatura corporal, es importante que estén homologados para que registren con fiabilidad los intervalos de temperatura que se consideren relevantes.

Los datos solo pueden utilizarse con el fin de evitar contagios

La temperatura corporal no podrá ser utilizada para ninguna otra finalidad que no sea detectar posibles personas contagiadas y evitar su acceso y su contacto dentro de el con otras personas. El uso de estos dispositivos al igual que el acceso a la información que se recoge deberá ser por personal que reúna los requisitos legales establecidos y debe ser formado en el uso de los mismos.

La información recogida por estos dispositivos no se debería conservar, salvo que su conservación se pueda justificar frente a futuras reclamaciones que se pudiesen interponer por la denegación de un acceso.

¿Quieres implantar estos sistemas en tu empresa?

Si no estás seguro sobre las medidas que debes adoptar, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de consultores en Protección de Datos antes de la implantación de este tipo de sistemas para resolver tus dudas.

¿Hablamos?

Contacta con nosotros sin compromiso y te resolveremos encantados cualquier duda que tengas.

10 + 10 =

Share This