Videovigilancia y la LOPD

Conoce la normativa LOPD aplicable a la videovigilancia

Hoy en día es muy frecuente el uso de cámaras de videovigilancia para la protección de los locales. La Agencia de Protección de Datos Público implanta la Instrucción 1/2006 sobre el tratamiento de datos personales, con fines de vigilancia a través de sistema de cámaras o videocámaras.

¿CUÁNDO DEBE APLICARSE LA LOPD EN LA VIDEOVIGILANCIA?

Debe aplicarse al uso de cámaras, videocámaras y a cualquier medio técnico análogo, que capte y/o registre imágenes, ya sea con fines de vigilancia u otros en los supuestos de:

Que exista grabación, captación, transmisión, conservación o almacenamiento de imágenes (incluida su reproducción o emisión en tiempo real).

Que tales actividades se refieran a datos de personas identificadas o identificables.

¿CUÁNDO NO HAY QUE APLICAR LA LOPD?

Cuando el tratamiento de las imágenes se produzca en el ámbito personal y doméstico.

El tratamiento de imágenes se produzca por los medios de comunicación.

Que tales actividades se refieran a datos de personas identificadas o identificables.

USO DE LAS IMÁGENES EN LA LOPD

Cuando se cuente con el consentimiento del titular de los datos personales (guarderías por los padres, desarrollo investigaciones científicas).

Una norma con rango de Ley exima el consentimiento (no requiere consentimiento para garantizar la seguridad siempre que la instalación o mantenimiento la haga una empresa autorizada).

¿CÓMO DEBEN TRATARSE LAS IMÁGENES?

Siempre debe existir una relación de proporcionalidad entre la finalidad perseguida y el modo en el que se traten los datos.

Debe informarse sobra la captación y/o grabación de las imágenes a través de carteles informativos.

El uso de cámaras o videocámaras sólo es admisible cuando no exista un medio menos invasivo para conseguir el fin que se persigue.

Las cámaras y videocámaras instaladas en espacios privados no podrán obtener imágenes de espacios públicos.

Se podrá tomar imágenes parciales y limitadas de vías públicas cuando resulte imprescindible o resulte imposible evitarlo, para conseguir el fin que se persigue.

El uso de sistemas de videovigilancia debe ser respetuoso con los derechos de las personas y el resto de Ordenamiento Jurídico.

Las imágenes se conservarán por el tiempo imprescindible para la satisfacción de la finalidad para la que se recabaron (como máximo 1 mes).

CONTRATO DE ACCESO A LOS DATOS POR CUENTA DE TERCEROS

Una empresa externa puede prestar servicios:

 – Instalación y/o mantenimiento técnico de los equipos y sistemas sin acceso a las imágenes.
  – Instalación y/o mantenimiento técnico de los equipos y sistemas con acceso a las imágenes.

Se deberá celebrar un contrato de acceso a los datos por cuenta de terceros (si no tiene acceso, también deberá reflejarse en el contrato a firmar).

CONTRATO DE ACCESO A LOS DATOS POR CUENTA DE TERCEROS

El responsable de la instalación deberá:

 – Adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de las imágenes y eviten su alteración pérdida, tratamiento o acceso no autorizado.

 – Informar a las personas con acceso sus obligaciones de seguridad y del deber de secreto.

Cualquier persona que acceda a los datos deberá observar la debida reserva, confidencialidad y sigilo en relación a las mismas.

DEBER DE INFORMAR
La instrucción 1/2006 incorpora un distintivo informativo cuyo uso y exhibición es obligatorio.

El distintivo se colocará como mínimo en los accesos a las zonas vigiladas, sean exteriores o interiores.

El responsable del fichero dispondrá de un impreso (disponible e imprimible a petición del afectado) que informe: La existencia de un fichero, la finalidad de la recogida de datos y el destinatario de la información. La posibilidad de ejercer sus derechos, y la identidad y dirección del responsable del tratamiento.

El CARTEL INFORMATIVO debe

Identificar la zona vigilada de modo que no se produzca el acceso de las personas sujetas a la videovigilancia sin la oportunidad de conocer la existencia de las videocámaras.

No supone en ningún caso identificar la ubicación concreta de las cámaras.

Colocarse en todos los lugares con distintos accesos, esto es, en todas las entradas garantizando así que quien acceda vea siempre la información.

DERECHOS

Al igual que para el resto de datos de carácter personal, respecto a la imagen también el usuario tiene su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

La forma de proceder la misma, salvo las siguientes peculiaridades:

Derecho de Acceso

Se deberá aportar una imagen actualizada del afectado para verificar la presencia del afectado.

Nunca se deben mostrar las imágenes al solicitante ya que es prácticamente imposible accede a imágenes sin que pueda verse comprometida la imagen de terceros, con lo que la respuesta a esté derecho se haría por escrito, siguiendo el siguiente modelo: “Su imagen fue registrada en nuestros sistemas el día X del mes X del año X entre las X horas y las X horas. En concreto el sistema registra su acceso y salida del edificio”.

Si se ejerce el derecho de acceso ante el responsable de un sistema que únicamente reproduzca imágenes sin registrarlas deberá responder en todo caso indicando la ausencia de imágenes grabadas.

Derecho de Rectificación

No resulta posible esté derecho. Ya que las imágenes no se pueden modificar.

Derecho de Cancelación

Si un usuario lo solicita se deberá proceder a borrar las imágenes donde aparezca el usuario, siempre y cuando no haya otras imágenes que imposibiliten dicho borrado (robos, etc.).

Derecho de Oposición

El derecho de oposición también supone enormes dificultades ya que prevalece la protección de la seguridad

Casos especiales respecto a sistemas de videovigilancia

Empresas de seguridad

 – Las empresas de seguridad tienen una exigencia de una especial diligencia en el asesoramiento al responsable que contrate sus servicios respecto al cumplimiento de la LOPD e Instrucción.

 – El art. 20 del Reglamento de Seguridad Privada establece la obligación de formalizar, y notificar a la autoridad competente, un contrato cuando se preste un servicio de seguridad.

 – Si la empresa de seguridad tiene acceso a las imágenes captadas por el sistema de videovigilancia tendrá consideración de encargado de tratamiento, estando obligados a firmar el correspondiente contrato.

Acceso a edificios y salas de juego

Hace referencia a aquellos que se articulan mediante controles en los cuales el afectado se identifica, se obtiene su imagen y se emite un carné, pase o tarjeta de identificación.

La recogida de datos se limitará a la finalidad de realizar controles de acceso y se deberá informar al interesado.

Los datos no podrán ser utilizados para otros fines, ni cedidos fuera de los casos expresamente establecidos por la ley, salvo que haya un consentimiento por parte del afecto.

Los datos recogidos para esta finalidad serán destruidos transcurridos un mes del último acceso.
La instrucción 2/1996 regula el acceso a los casinos y bingos estableciendo los siguientes requisitos:

 – El responsable del fichero generado es la sociedad que explota el casino.

 – Se deberá cumplir con el deber de información.

 – Los datos no podrán ser utilizados para otros fines, ni cedidos fuera de los casos expresamente establecidos por la ley, salvo que el afectado lo consienta.

 – Los datos serán destruidos transcurridos 6 meses a partir del último acceso.

Entidades financieras

 – Las entidades financieras son responsables del fichero de videovigilancia generado.

 – Las imágenes estarán exclusivamente a disposición de las autoridades, a las que se facilitará inmediatamente aquellas que se refieran a la comisión de un delito.

 – El contenido de los soportes será reservado y las imágenes sólo podrán ser usadas para identificar autores de delitos.

 – Las imágenes sólo podrán ser visualizadas por las autoridades y por el personal legitimado por Ley de Seguridad Privada.

 – En este caso el acceso de los afectados a las imágenes grabadas no es posible.

 – La cancelación de las imágenes grabadas se producirá transcurridos 15 días.

Cámaras con acceso a la vía pública

Sólo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están habilitados para la colocación de sistemas de videovigilancia en las vías públicas, con el fin de prevenir un delito y la garantía de la seguridad en las vías públicas.

Esta totalmente prohibida la captación de imágenes de la calle desde instalaciones privadas. Las empresas privadas sólo pueden captar imágenes parciales y limitadas cuando resulte imprescindible o resulte imposible evitarlo.

Cámaras conectadas a internet

La captación y difusión de imágenes de la vía pública en las que pueda identificarse a una persona a través de Internet excedería con mucho el ámbito privado o doméstico por lo que se produciría una vulneración del principio de legitimación.

La captación de imágenes de paisajes o panorámicas, en la medida en que no permitan identificar a las personas cuya imagen pueda ser captada quedaría fuera del ámbito de aplicación de la normativa de protección de datos y no existiría transgresión de ninguno de los principios aludidos por lo que, sin perjuicio de otra normativa que pudiera ser de aplicación en cada caso concreto, no habría ninguna limitación y dicha difusión podría realizarse en abierto, es decir, sin necesidad de activar ningún tipo de control de acceso a las imágenes captadas por la cámara.

Entornos escolares y menores

La colocación de sistemas de cámaras en estos entornos sólo sería una medida proporcional y justificada en los siguientes casos:

 – Que se trate de una medida susceptible de conseguir el objetivo propuesto.

 – Que no exista otra medida más moderada para la consecución del propósito.

 – Que la misma sea ponderada o equilibrada.

 – La zona objeto de la videovigilancia sea la mínima imprescindible abarcando espacios públicos o pasillos.

 – En ningún caso podrán instalarse en espacios protegidos por el derecho a la intimidad.

 – Salvo en circunstancias excepcionales, no resulta admisible la captación de imágenes para control de asistencia.

 – El uso en espacios de juegos, aulas y otros ámbitos en los que se desarrolla la personalidad de los menores sólo podrán ser objeto de grabación en presencia de circunstancias excepcionales.

Espacios públicos de uso privado

 – En este punto hacemos referencia a lugares como centros comerciales, restaurantes, lugares de ocio, etc.

 – Totalmente prohibida su colocación en baños o vestuarios.

 – Nunca deberán grabar conversaciones de los usuarios.

 – No se deben utilizar las imágenes con fines comerciales o promocionales salvo que se disponga de la autorización firmada del afectado.

 – En espacios como balnearios o “spa” no se podrá captar imágenes, ni en los lugares donde se realizan las prácticas deportivas o se reciban este tipo de servicios.

Con fines de control empresarial

 – El artículo 20.3 del Estatuto del Trabajador faculta al empresario para adoptar las medidas que estime oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales.

 – La instalación de estos sistemas para está finalidad deberá respetar en todo momento el principio de proporcionalidad, sólo se adoptara cuando no exista otra medida mas idónea y sólo se captaran imágenes en los espacios indispensables para satisfacer las finalidades de control laboral.

 – Se debe respetar los derechos a la intimidad de los trabajadores y el derecho a la protección de datos en relación con espacios vetados a la utilización de este tipo de medios como son vestuarios, baños, taquillas o zonas de descanso.

 – Se debe proteger el derecho a la imagen de los propios trabajadores.

 – Estos sistemas no deben registrar las conversaciones privadas de los trabajadores.

 – El empresario deberá informar de forma específica a la representación sindical para que estos a su vez den correspondiente información a los trabajadores, deberá colocar los carteles informativos y los impresos establecidos por la Ley o bien informará de forma personalizada a cada trabajador.

 – Se deberá garantizar la cancelación de las imágenes en un plazo máximo de 30 días y únicamente podrán conservarse aquellas que registren una infracción o incumplimiento de deberes laborales.

 – En todo momento se debe garantizar los derechos de acceso y cancelación.

 – En caso de que sea necesario que una empresa externa tenga acceso a los datos deber firmarse el correspondiente contrato de acceso a datos por cuenta de terceros.

Tratamiento en entornos escolares con fines distintos a la seguridad

 – En este caso hacemos referencia al acceso por parte de los padres a las imágenes de sus hijos.

 – En este caso el consentimiento para el tratamiento de los datos exige la autorización paterna, materna o del representante legal cuando se trate de menores de edad.

 – Deberá definirse con precisión la finalidad para la captación de tales imágenes en particular para usos adicionales (marketing, memorias escolares, etc.).

 – Al igual se deberá informar y respetar los derechos de los trabajadores (monitores, profesores, etc.).

 – Deberán ponerse todas medidas de seguridad que garanticen la seguridad y el secreto cuando el acceso a estas imágenes se produce a través de internet. De tal forma que se definirán perfiles de usuarios de tal forma que el acceso de los padres se limite únicamente a los entornos en los que se encuentran sus hijos, nunca otras aulas.

 – Se deberá informar a los padres de las responsabilidades que le incumben por el acceso a estos datos.


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad


Acepto la Política de Privacidad

preloader